25 de marzo de 2013

Para esta Semana Santa: tarta de nata

Una sencilla receta para pasar un rato divertido con los niños haciéndolos y luego comiéndolos, claro :)

En una ocasión hicimos en el colegio un concurso de dulces hechos por los niños con ayuda de sus papás. Esta receta tuvo un éxito especial.

Necesitamos:

Un paquete de sobaos, de bizcochos blandos (de soletilla) o de galletas gruesas.

Piña en lata natural

Guindas en almibar

Nata montada.


Echamos el líquido de la piña en un plato hondo.
Mezclamos en la batidora unas cuatro rodajas de piña escurridas con bastante nata (depende del tamaño que vaya a tener el pastel.  Esta receta es para un tamaño mediano (unas 6 raciones).
Rociamos con esta mezcla el fondo y los laterales del recipiente alto o bol donde se hará el dulce.
Ponemos en el fondo una o varias rodajas de piña y en el agujero del centro, una guinda.
Hacemos lo mismo en los laterales.
Mojamos en el jugo de piña los bizcochos, sobaos (partidos por la mitad horizontalmente) o galletas (solo un poco, para que no se desmenucen) y los vamos colocando sobre las rodajas completando el fondo, juntitos, sin que se amontonen.
Ponemos una capa de mezcla, otra de galletas o bizcochos, y así sucesivamente hasta que se complete el bol o recipiente. Terminamos con una capa de mezcla.
Se mete al congelador hasta que espese (unas dos horas).
Puede tomarse al día siguiente, pero habría que sacarlo una hora antes de comerlo para que no esté demasiado frío ni duro.

Para los que sepan hacer bizcocho o que no quieran algo frío:

También puede hacerse un bizcocho al horno, o comprarlo, partirlo en una o dos láminas y cubrirlas con la mezcla, adornándola después con las piñas y las guindas.

En vez de guindas pueden usarse fresas azucaradas (ahora que estamos en la época), y para los más golosos, adornar con chocolate líquido.

¡Que aproveche!


1 comentario:

  1. Me ha llegado una reclamación que no publico porque solo busca publicidad, pero explico: No es el caso, porque no es para eso este blog, pero para quien quiera apropiarse de la titularidad de esta tarta, puedo enseñar fotos familiares en las que aparece desde hace más de 20 años. Y, por cierto, no es una tarta de dieta. :) A buen entendedor, pocas palabras. Gracias.

    ResponderEliminar